Siembra vientos…..

Aunque tardía destitución, no deja de ser un aliciente para la comunidad de la Perla del Mayo, saber que ya no contará con el látigo de la prepotencia, indiferencia y trasiego de actos al margen de la ley por parte del titular de la Comisaría General de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal.

Y no es para menos, toda vez que la muerte de un joven que gozaba de las simpatías de la sociedad, al interior de las celdas y que está rodeada de misterios que no han sido del todo aclarados.

Si el hombre siembra vientos, cosechará tempestades, y una huracanada ráfaga se lo llevará con él, como sucedió con José Valentía Gámez Granados, que ya está fuera de la corporación, por instrucciones de la Alcaldesa de Navojoa.

No es para nada nuevo el ofensivo comportamiento de un irascible funcionario de la policía preventiva, que se negó en todo momento al diálogo, no sólo con la comunidad, sino con los medios de comunicación.

Ello lo obligó a enclaustrarse, a permanecer siempre encerrado “a piedra y lodo”, disfrutando de las inicuas prebendas que recibía directamente a su escritorio, lo que evidentemente dejaba en claro su falta de respeto a la población y a la responsabilidad del cargo que ostentó ignominiosamente.

Obvia comentar el derroche de poder económico que desde siempre hizo gala y con ello, evidenciar que su labor para proteger a la comunidad dejaba mucho que desear.

Los constantes señalamientos de situaciones que sucedieron al margen de la ley y que eran ocultadas, ni siquiera parecían inmutarle, al contrario, se burlaba grotescamente del dolor de la sociedad agraviada.

Desde su llegada a la Secretaría siempre se rodeó de amigos y compadres a quienes les confiaba su seguridad y la de su familia, y que decir del cambio radical que vivió en cuanto al poder económico, con adquisición de vienen inmuebles que parecían imposibles a su alcance.

La sociedad debe estar agradecida por la decisión, aunque tardía, de Presidencia Municipal, de separarlo definitivamente del cargo.

 

Deja un comentario