MÁS, filón de oro para Curiel

Oficialmente quedó constituido como partido Político en Sonora Movimiento Alternativo de Sonora, MAS, que podrá registrar candidatos a los diferentes puestos de elección popular en la entidad.  José Guadalupe Curiel, ex alcalde de Navojoa y ex Perredista que también fue Diputado Local, ahora es el representante en Sonora de ese nuevo Instituto Político que se suma a la larga lista de partidos que podrá administrar la nada despreciable cantidad de 300 mil pesos mensuales, algo así como tres millones 600 mil pesos por año.  Para un partido de reciente creación es una suma considerable que seguramente administrará su creador y Presidente en Sonora Guadalupe Curiel, que hoy en día, la historia y su negro pasado lo persigue al dejar un precedente histórico en la vida del municipio que gobernó, pues para la época de aquellos años el desfalco de 27 millones de pesos era una cantidad grosera y que los navojoenses aún no se lo perdonan. Además de ser señalado por sus ex compañeros de partido como un fascista, traidor,  redentor de la negociación y experto en el asunto de los “moches”, pues se convirtió en un verdadero sátrapa demagogo. Que también ha sido alcanzado por los niveles de la corrupción al ser diputado oficial al servicio del ex gobernador Eduardo Bours, a quien le vendió la Curul y su posicionamiento en el Congreso del Estado de Sonora a cambio de unos millones de pesos, convirtiéndose así en un mercenario de la política.

O más bien, el rey de la negociación y ahora con su partido MAS seguramente se aliará a otros chicos para poder negociar a su antojo y seguir viviendo de las negociaciones que bien le han redituado vivir por muchos años. Lo curioso es que a Curiel se le olvidan las cosas y ahora declara en su recorrido por el Estado que no es político, que es un ciudadano común y que va en contra de los influyentes de la clase política cuando él fue parte de esa élite; tal vez piensa que los sonorenses no tienen memoria y mucho menos los navojoenses, que aún reclaman justicia.

 

Deja un comentario