Corrupción policiaca en Caborca

EDITORIAL

Entre el tenebroso mundo de la corrupción policial pareciera transitar la comunidad de Caborca, por los delictivos acontecimientos que vive, propiciados por los altos mandos de la Comisaría de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal.

Investigaciones realizadas por las autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora, sobre el homicidio calificado, con premeditación y alevosía, en agravio de un exelemento de la Policía Municipal, arrojan una madeja de complicidades entre los que se señala al propio Comisario General de la corporación municipal.

Los hechos, ocurridos el pasado 15 de Abril, en la colonia Pueblo Viejo, de la “Perla del Desierto”, conmocionaron a la población, toda vez que el asesinato está relacionado con el trasiego de drogas, y un supuesto líder de la célula delictiva, es señalado como autor intelectual.

Ante ello, se logró saber que en complicidad con dos personas, se cometió el delito, una de ellas el autor material, ya se encuentra tras las rejas; sin embargo el segundo cómplice, señalado como Agente de la Policía Municipal activo, y “brazo derecho” del Comisario Moisés Ramos Meza.

Por ser un hombre de todas sus confianzas, el agente municipal ha sido favorecido por su jefe, quien, primeramente le autorizó su periodo vacacional, tratando de evadir el brazo de la justicia, mientras se llevaban las investigaciones.

Cuando se confirmó por parte de las autoridades investigadoras sobre la participación directa del policía, el Comisario Moisés Ramos Meza, le tramitó un permiso para ausentarse de sus obligaciones laborales por tres meses, lo que evidencia el cúmulo de corrupción existente en la corporación policiaca.

Pareciera una maldición para la sociedad sonorense estar sujeta a los aviesos e ignominiosos intereses de los responsables de su seguridad, y nadie dice nada; no pasa nada; sólo la afrenta constante para el ciudadano común.  Ese es el negro destino para el que los caborquenses están obligados a transitar, sin que nadie actúe en su defensa.

 

Deja un comentario