Cinco de las víctimas fallecieron tras el paso a inicios de junio de las tormentas Amanda y Cristóbal, detallaron las autoridades

Ciudad de Guatemala.- Las fuertes lluvias que azotan Guatemala han provocado en dos meses la muerte de 11 personas y dejado casi 800.000 damnificados por inundaciones, deslaves y bloqueos en carreteras por derrumbes, entre otros incidentes, informó este martes una fuente de protección civil.

La temporada lluviosa acumula 11 personas muertas, cinco de ellas tras el paso a inicios de junio de las tormentas Amanda y Cristóbal, dijo a periodistas David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

El funcionario explicó que cuatro personas perdieron la vida al ser arrastradas por ríos crecidos, seis al quedar soterradas en derrumbes de tierra y el colapso de paredes de concreto y una por la caída de un árbol.

La cifra de víctimas mortales se acerca a todas las reportadas en la temporada lluviosa del año pasado, cuando murieron 12 personas.

La temporada lluviosa en Guatemala suele iniciarse en mayo y extenderse hasta noviembre.
Los aguaceros de la temporada actual han dejado además 14 personas heridas y 781.419 afectadas, entre ellas 5.981 evacuados y 1.265 atendidas en albergues, agregó De León.

Sobre averías a la infraestructura, la Conred registra 2.840 viviendas con daños leves, moderados y severos, 122 carreteras afectadas y dos puentes destruidos.

En 2019, las precipitaciones también dejaron 1,2 millones de personas afectadas por inundaciones, deslaves y derrumbes, 15 heridos y un desaparecido, entre otros daños.