Por: Georgina Bonfiglio/#InfoGuaymas

Hacia 33 años que no pasaba lo que se registró el fin de semana en Caborca, Sonora, mataron más de una docena de personas, quemaron negocios, atentaron contra policías, autos incinerados incluyendo el del comisario general de seguridad pública municipal, el comandante Eduardo Leal Molina y por si fuera poco enfrentamientos armados en tres días continuos, incluyendo este lunes que faja a una persona abatida a tiros.

En las imágenes aparece el auto del comisario totalmente quemado y pare de la zona de guerra que se convirtió el municipio.