Brasil en alerta: aparecieron manchas de petróleo derramado en más de 100 playas del nordeste

Según consta en palabras oficiales, el primer mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que el origen de las manchas de petróleo desparramadas tanto entre el mar como en las playas del territorio brasilero se debería a acciones tomadas por otro país.

Desde Petrobras, la empresa petrolera brasileña de naturaleza semi-pública de propiedad mayoritariamente estatal, salió a decir que el petróleo no era perteneciente a su planta. En efecto, los medios brasileros y especialistas en el tema comenzaron a especular con la posibilidad de que se tratara de petróleo oriundo de Venezuela.

Lo cierto es que, más allá de juzgar o señalar a qué se debe esta nueva problemática que azota al ecosistema en la zona, el petróleo derramado habría tomado al menos alrededor de 130 playas balnearias que se encuentran situadas sobre nueve estados ubicados en el nordeste de Brasil.

Los inicios del derrame de petróleo empezaron a reportarse desde el 2 de septiembre, y en cuanto a volúmenes de este suceso, que muchos no tardaron en catalogar como “tragedia ambiental”, se estima que se trataría de más de 100 toneladas de compuestos de petróleo crudo.

Esto indica pensar que los efectos negativos serán considerables. Por ejemplo, uno de los sitios que ha sufrido el impacto del petróleo es la playa de Pontal de Coruripe en el municipio de Coruripe, estado de Alagoas. Una de las zonas con mayor incidencia es el estado de Sergipe, al norte de Bahía. Allí se identificó un material de colo negro flotando sobre diferentes zonas en la orilla de la costa.

Las manchas, que se encuentran abarcando una región de más de 2.000 kilómetros de costa atlántica, podrán afectar notablemente a las playas más exuberantes de Brasil que en parte deben su mayor actividad económica al turismo.

Deja un comentario