Médicos brasileños revierten por primera vez un cáncer letal alterando células

Río de Janeiro.- Médicos brasileños lograron revertir un cáncer considerado letal a un paciente de 63 años con un tratamiento inédito en el que le fueron retiradas de su sangre células del sistema inmune que fueron genéticamente alteradas en un laboratorios y devueltas al organismo para atacar el tumor.

La técnica, conocida como terapia de células CAR-T, fue realizada por primera vez en Brasil en el Hospital de las Clínicas de Ribeirao Preto (interior del estado de Sao Paulo), y que forman parte de la Universidad de Sao Paulo (USP).
El paciente, Vamberto Luiz de Castro, de 63 años, fue diagnosticado hace dos años con un linfoma no Hodgkiniano de alto riesgo, un cáncer hematológico grave. Entre septiembre de 2017 y junio de este año, fue sometido a cuatro tratamientos distintos, sin éxito, por lo que la nueva terapia era su última esperanza

En menos de 20 días tras iniciar el tratamiento, los médicos confirmaron que Vamberto ya no presenta más señales de la enfermedad.

«Tratándose de un cáncer, todavía es pronto para decir que está curado, pero ya no presenta más las señales de la enfermedad, y era un paciente que estaba en cuidados paliativos», explicó el hematologista Dimas Tadeu, coordinador del Centro de Terapia Celular (CTC) del Hemocentro del hospital.

Vamberto fue elegido por los médicos para incluirlo en un ensayo clínico usando las células CAR-T, sintetizadas por el Centro de Terapia Celular, del hemocentro del hospital.

El trabajo para alterar las células de Vamberto contó con la ayuda únicamente de instituciones públicas, ofreciendo al paciente una terapia que en el sistema privado de salud suele ultrapasar normalmente el millón de dólares, sumando tanto el material terapéutico como del equipo médico.

«Aquí, no gastamos ni el 10 por ciento de los 400.000 dólares de material terapéutico que se usa habitualmente, porque la tecnología es toda nuestra, no pagamos regalías. Queremos tener nuestro producto validado para usar en el Sistema Único de Salud», explicó el médico Renato Cunha, del Laboratorio de Terapia Celular Avanzada de la USP de Ribeirao Preto.

Tras el éxito con Vamberto, la Secretaría de Salud del Estado de Sao Paulo anunció que otros diez pacientes serán seleccionados en los próximos seis meses para realizar el mismo tratamiento. Por el momento, la terapia se usa para tipos específicos de leucemia y linfoma, y se elegirán pacientes que hayan reaccionado mal a otras terapias

«Hoy, nosotros sólo logramos tratar un paciente por mes, pero con una inversión de 15 millones de reales en infraestructura, conseguiríamos ampliar este número para cuatro o seis pacientes», agregó Cunha.

Las células CAR-T son un tipo de tratamiento de la clase de las inmunoterapias, una estrategia que usa el sistema inmune, la línea de defensa del cuerpo humano, para atacar el cáncer.
La terapia se hace con la evaluación de las características moleculares del cáncer a ser combatido, con la extracción de los linfocitos-T del paciente (las células de reconocimiento del sistema inmune) y la alteración del ADN de estas células para que identifiquen el tumor adecuadamente y lo ataquen.

Las CAR-T fueron usadas por primera vez en 2007 en investigaciones en los Estados Unidos y probaron su eficacia en un ensayo clínico de la Universidad de Pennsylvania, donde algunos niños con leucemia fueron curados.

Eran niños totalmente sin posibilidad de cura que tuvieron una remisión del cáncer y el 90 por ciento de respuesta, pacientes que tendrían el 5 por ciento de posibilidades de sobrevivir únicamente», dijo Cunha.

Vamberto, el primer brasileño a ser sometido a la terapia, obtendrá el alta médica la semana que viene y seguirá siendo controlado por los médicos, que durante dos años analizarán si el cáncer finalmente desapareció o si regresa en su organismo.

Deja un comentario