Un niño de 8 años murió luego de que un hombre armado disparara en contra de la casa del menor a bordo de un automóvil. Alrededor de dos docenas de balas fueron encontradas en la escena.

Autoridades de Kansas City, Missouri informaron que la madre también resultó gravemente herida durante el tiroteo registrado la noche del sábado.

Estaba en su casa, el niño dormía en su cama cuando la casa fue acribillada con aproximadamente dos docenas de balas”, dijo la policía.

Las víctimas fueron trasladadas a hospitales de la zona, donde el menor fue declarado muerto y la mujer ingresó con una herida de bala en la pierna, en estado grave pero estable.

Vecinos del lugar dijeron a medios locales haber escuchado los disparos, algo que se escucha comúnmente en el vecindario. Uno de ellos pensó que se trataba de un hombre que probablemente se encontraba realizando disparos al aire. Otra mujer pensó que eran fuegos artificiales.

Jean Peters Baker, fiscal del condado de Jackson, dijo a través de un tuit que el excepcionalmente brillante y amante de LEGO estaba esperando con entusiasmo el comienzo de la escuela.

Sé que estamos cansados, incluso exasperados, pero también debemos sentir la indignación por la muerte de este niño», tuiteó Baker. «Su corta vida terminó, y todas sus futuras contribuciones a esta comunidad también se han ido».

La madre del menor alquilaba el lugar al propietario Donald Martin, de 85 años, quien expresó que la mujer es una buena madre y el menor un “niño pequeño y agradable.”